Estamos más cerca todo el tiempo - Radio-Web - Actualidad - Servicios - Cultura - Tradiciones - Todas las redes sociales - WhatsApp 3454 - 46 21 49 - (Texto Audio- Vídeo)- Comunícate - participá - sé parte de este espacio! -E-mail: desdefederal@gmail.com - antonioesilveyra@gmail.com - Desde Federal Producciones 2017
Pin It

Widgets

Con el anhelo de llegar a Cosquìn

Antonio E. Silveyra | martes, enero 03, 2012 |

ALMA DE MONTIEL BUSCA SU CONSAGRACIÓN EN CORRIENTES


Como bien sostiene el periodista Mario Alarcón Muñiz en su libro Entrerrianas: “El chamamé es el ritmo musical de raíz folclórica más popular en nuestra región, pero bien se sabe que su origen (al igual que la chamarrita) no es entrerriano. Los correntinos alegan su propiedad y no le faltan razones, pues ha sido Corrientes la provincia donde se lo ha cultivado desde tiempos lejanos; es su música representativa. Allí, el pueblo le ha guardado hasta el presente celosa fidelidad, por encima de algunos períodos de cierta resistencia de sectores pudientes o presuntamente cultos”.


En otro párrafo del capítulo El canto de los entrerrianos, Alarcón Muñiz, salvando el respeto por los derechos y los sentimientos correntinos en esta materia, afirma que “Entre Ríos también ha inscripto el chamamé como expresión musical de su pueblo, del mismo modo que lo han hecho Santa Fe, Chaco, Formosa, Misiones, los Estados del Sur de Brasil, la franja Oeste del Uruguay y buena parte del Paraguay”.


En síntesis, el chamamé se extiende como patrimonio musical de toda el área guaranítica, incluyendo en ella, claro está, a nuestra provincia. El arraigo de este género mereció también la consideración del maestro Linares Cardozo y así lo expresa en su libro “Júbilo de esperanza”.
ACLAMACIÓN. Lo cierto es que los jóvenes de Alma de Montiel han abrazado esa música con gran pasión y han logrado comunicarla en gran parte de nuestro país y hasta en Brasil y Chile donde han realizado giras. La aceptación que ha tenido el grupo, alcanzó su punto más elevado cuando en enero de 2011, en el Festival Nacional del Chamamé de Corrientes capital, que reúne a lo más representativo del género, recibió una de las más grandes ovaciones en el anfiteatro “Coco Marola”, que obligó a los entrerrianos a regresar en tres oportunidades al escenario.


Aunque la consagración surgió espontáneamente de las miles de personas que vibraron con el estilo montielero, Alma de Montiel regresará al mismo escenario el 18 de enero para buscar lo que legítimamente y por aclamación del pueblo chamamecero han conquistado. El grupo sumó recientemente en reemplazo de Gino Bertolotti a uno de los bandoneonistas más calificados de Entre Ríos como es Luis “Pajarito” Silvestri, ex integrante de Nostalgia Guaraní, lamentablemente ya disuelto. El instrumentista de Federal sumó a Alma de Montiel un aporte valiosísimo en sonoridad y arreglos musicales. El conjunto se completa con Juan Manuel Bilat (acordeón), Facundo Díaz (guitarra y voz), Fernando Bilat (primera guitarra) y Martín Bilat (bajo).
Desde hace varias ediciones, Alma de Montiel es uno de los principales atractivos del Festival Nacional del Chamamé de Federal donde también actuarán el 12 de febrero tras su regreso de una gira por la Patagonia donde han conquistado la admiración del público de esa región. La Fiesta del Cordero en San Jaime de la Frontera; Fiesta del Ternero en San José de Feliciano; el regreso programado para marzo a los Estados del Sur de Brasil y presentaciones en Posadas y El Dorado, Misiones, son sólo algunos de los lugares donde actuarán en una temporada en la que la agenda de compromisos muestra el modo en que el conjunto ha ido alcanzando proyección nacional extendiéndose a Brasil y Chile.


El sueño de llegar al escenario mayor de América


A Alma de Montiel sólo parece restarle ese salto hacia la merecida popularidad nacional que suele otorgar el Festival Nacional de Folclore de Cosquín, Córdoba, donde actuaron junto a la Orquesta Sinfónica de Entre Ríos integrados a la delegación oficial de nuestra provincia en el año 2008. “Tres temas en Cosquín… No pedimos más. Estamos convencidos de que eso sería suficiente para lograr el objetivo que nos hemos propuesto que es el de consagrar definitivamente nuestras vidas a la música”, afirmó Juan Manuel Bilat, acordeonista y uno de los líderes del grupo que con su modo de ejecutar el instrumento despierta la admiración y el aplauso del público en cada una de sus actuaciones. 


A eso se suma el decir sentido de Facundo Díaz y un ensamble musical consolidado. “Cada uno de nosotros advierte en las actuaciones que ese anhelo de vivir de y para la música, natural de quienes nos expresamos desde ella, está cada vez más cerca. Suponemos que eso ocurrirá aunque no podemos determinar el tiempo. Estamos convencidos de que eso será la consecuencia del trabajo y que necesitamos de esa mano que nos ponga sobre el escenario mayor de América. 


Sin embargo, no nos gana la ansiedad. Somos conscientes de lo que Cosquín significa como la gran vidriera en la carrera artística de los músicos, pero de ningún modo creemos que nuestro proyecto artístico morirá sin él. Tal vez sólo se haga mas largo el camino, pero sabemos hacia que rumbo marchan nuestros sueños y de ese camino no nos apartaremos jamás”, afirmó.
(Manuel Lazo -EL DIARIO de Paraná)

Archivado en::

Otras informaciones destacadas Desde Federal