Estamos más cerca todo el tiempo - Radio-Web - Actualidad - Servicios - Cultura - Tradiciones - Todas las redes sociales - WhatsApp 3454 - 46 21 49 - (Texto Audio- Vídeo)- Comunícate - participá - sé parte de este espacio! -E-mail: desdefederal@gmail.com - antonioesilveyra@gmail.com - Desde Federal Producciones 2017
Pin It

Widgets

Fin de año con nuestros abuelos

Antonio E. Silveyra | miércoles, diciembre 31, 2008 |

UN GRUPO DE PERSONAS ACOMPAÑÓ A UN PUÑADO DE NIÑOS QUE TOMARON LA INICIATIVA DE JUNTAR ALGUNOS OBSEQUIOS Y LLEVÁRSELOS A LOS ABUELOS QUE RECIDEN EN EL HOGAR DE ANCIANOS DE NUESTRA CIUDAD

Esta Revista digital fue invitada -especialmente y como único medio- a compartir parte de la tarde de este martes 30 de diciembre en el Hogar de Ancianos "Nuestra Señora de las Victorias " de Federal. Hasta allí llegaron niños y mayores de barrios Arroyito, Centro y Las Flores; con golosinas, budines, turrones y otras exquisiteces que solicitaron como colaboración en los negocios vecinos para obsequiar este fin de año a los ancianos que viven en este lugar.
El hogar municipal esta muy bien atendido y tiene una Comisión encabezada por Obdulio Márquez que no descuida detalles; junto al personal de cocina, limpieza y celadores trabajan para que nuestros abuelos tengan una contención integral, ante la falta de sus familias y a la soledad que se ven expuestos en esta etapa de sus vidas.

Las comidas bien servidas, con jugos y frutas, la higiene, los medicamentos y la contención afectiva tan necesaria para sobrellevar tanta soledad y olvido; a la que están sometidos estos seres extremadamente sencibles se encuentran en este lugar confortable y bien ciudado.
Las visitas y el compartir con ellos; escuchar sus historias, mirar sus ojos que tienen el cansancio del tiempo les alcanza para ser felices por un momento. No dejan de ser agradecidos y se advierte las ganas de retener el tiempo para que no pase ese momento que -como esta delegación- generosamente se les brinda.
Escuchan la promesa de volver y ellos sienten la soledad y el silencio que los acompaña la mayor parte del tiempo. Nos vamos con el corazón ardiente y sensible y tenemos ganas de contar nuestra experiencia al primero que se nos cruce por el camino; sentimos que aquí, sí, hemos aprovechado maravillosamente bien nuestro tiempo.

Archivado en::

Otras informaciones destacadas Desde Federal